Seis consejos para escuchar mejor

Foto: conversationagent.com

Para comunicarnos de forma efectiva, es tan importante lo que decimos como escuchar lo que nos dicen. Muchas personas hablan sin parar, sin mirar a los ojos de su interlocutor y contestando a cada cosa que le dicen con alguna historia o ejemplo de su propia vida, incluso sin relación con lo que le están contando porque en realidad no han entendido bien lo que le han dicho. También se da en personas tímidas, con dificultades para relacionarse con desconocidos o para hablar cuando se está en grupo, ya que la propia ansiedad por pensar algo que decir les lleva a no escuchar y centrarse en lo que decir cuando les toque.

A continuación presentamos seis consejos que mejorarán nuestro papel de oyente:

  1. Mirar a quien nos habla- Preferiblemente a los ojos, aunque en condiciones de mucho ruido ambiental puede ser útil mirar a los labios, lo que nos permitirá entenderles mejor.
  2. Mostrar que seguimos la conversación- Asentir con la cabeza o intercalar algún “claro”, “sí”, “no”, “ajá”… reafirma a nuestro interlocutor en que estamos pendientes de lo que dice.
  3. No interrumpir- Especialmente con historias de nuestra propia vida, ya que no sólo no le dejamos hablar sino que le “robamos” el protagonismo convirtiéndolo en una conversación sobre nosotros.
  4. No juzgar- Intentar mantener una mente abierta, sin que nos ofusquen nuestros pensamientos y sentimientos al respecto.
  5. No rechazar lo que la otra persona está diciendo- No despreciar lo que el otro piensa y siente, ni decirle “no te pongas así, que no es para tanto”. Todos tenemos derecho a sentirnos como nos sentimos, puede que luego lo procesemos y realmente no sea así, pero en ese momento lo es y nadie puede negarnos que nos sentimos de una forma determinada.
  6. Practicar la escucha activa- Ampliaremos este concepto en otro artículo, pero básicamente consiste en animar al otro a hablar y asegurarnos de que hemos entendido bien lo que nos quería decir.

No se trata de que en todas las conversaciones cedamos siempre el protagonismo al otro, no vamos a tener conversaciones profundas en el ascensor o esperando el autobús… Sin embargo, sí merece la pena practicar estos consejos para escuchar mejor, ya que hay veces que uno no habla si sabe que no va a ser escuchado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s