¿Cómo subo mi autoestima?

“Lo más importante es cómo te ves” (Fuente: fitmindfitlife.com)

La falta de autoestima nos hunde cuando las cosas no nos vienen de cara y nos impide reconocer y disfrutar las cosas buenas que hay en nuestra vida. Un buen nivel de autoestima no sucede de la noche a la mañana, se consigue reforzándola diariamente porque incluso personas con un nivel adecuado tienen momentos de crisis, pero tienen los recursos para volver a subirla. Si no es tu caso, aquí van unas pautas para subirla y mantenerla arriba:

  • Mírate con ojos de buen amigo- seguro que hay alguien en tu familia o entre tus amigos que objetivamente no es especialmente guapo, pero como le quieres te fijas en lo bueno y te parece que es lo más bonito del mundo. Pues esos mismos ojos son los que debes utilizar para mirarte a ti. Céntrate en todo lo bueno. Escribe una lista con todo lo que te gusta de ti, sea físico (ojos bonitos, pelo brillante, manos de largos dedos, sonrisa…) o de tu personalidad (cariñoso, trabajador, amable, buen amigo…). Repasa también todas tus habilidades, las cosas que sabes hacer (enfoca siempre lo bueno, por ejemplo en lugar de pensar que no sabes cocinar piensa que preparas unas ensaladas estupendas). E incluye lo que otras personas han alabado en ti a lo largo de los años.
  • Revisa tus logros- Fíjate en lo que has conseguido en tu vida, sea lo que sea, cualquier logro es bueno. Incluso si te ayudaron, piensa que eres una persona con recursos, que sabe pedir ayuda cuando lo necesita. Si aún así no estás convencido, plantéate un pequeño reto y llévalo a cabo. Es importante que busques la información necesaria, que planifiques la ejecución… Incluso si no te saliera bien, fíjate en lo bueno que es que intentes cosas nuevas, que eres una persona capaz de ponerse retos, de prepararse y organizarse. En cuanto a la ejecución, sigue leyendo el próximo punto.
  • Nadie es perfecto- Los únicos que no se equivocan son los que no hacen nada. Los demás nos equivocamos y mucho, pero los errores nos hacen aprender. Cuando te equivoques, trata de arreglarlo, averigua la solución correcta, y piensa que para la próxima ya sabes mucho más, y que seguro que lo haces mejor. Y, por supuesto, ese error no desmerece todo lo demás. Las personas tenemos muchas facetas, tal vez eso que nos hemos propuesto no llegue nunca a salirnos perfecto (sólo hubo un Mozart o un Picasso), pero tenemos otros talentos y habilidades (seguro que Mozart nunca preparó unos macarrones tan ricos como los tuyos… ¡Chúpate ésa, Mozart!).
  • Felicítate por lo que haces bien- Tendemos a dedicarle muchísimo tiempo a pensar lo que ha ido mal, y nada o muy poco a lo que sale bien. Desde el buen gusto que tenemos al escoger la ropa, lo bien que nos sienta un peinado, lo buenos conductores que somos porque paramos en todos los pasos de cebra… No lo des por hecho, lo has hecho tú y tienes que reconocerte el mérito que tiene.
  • Trátate como una prioridad- Siendo más asertivo, dedicándote más tiempo a ti mismo, haciendo algo que te apetezca por delante de otras obligaciones que no sean urgentes… No te sientas egoísta por ello sino todo lo contrario. Piensa que si tú estás bien tendrás mucha más energía y buen humor, y eso repercutirá en todos los aspectos de tu vida (así que si dejas al bebé una hora con tu madre y la dedicas a hacer algo que te guste, no estás siendo egoísta, sino que te estás cuidando para ser una mamá feliz, aunque las camas sigan sin hacer).
  • Pon en práctica “la semana de la autoestima”- Hazte una foto con una gran sonrisa y pégala en el espejo. Escribe en un papel tres (y si son cinco mejor) cosas buenas sobre ti de cada categoría (físico, personalidad, habilidades y logros) y pégalo debajo de la foto. Busca una canción que te dé energía y te haga sentir bien. Cada mañana, ponte música, mírate al espejo mientras te arreglas, céntrate en todas las cosas de la lista, búscalas otra vez en ti, mira tu foto sonriente, sonríe a tu reflejo y anímate (“¡Buenos días!¡Qué día tan estupendo!¡Vamos allá!).

Como hemos dicho, una buena autoestima no se construye en un día, así que pon estos consejos en práctica tan a menudo como puedas hasta que sientas que tu autoestima está fuerte. Sobretodo tienes que cambiar tu forma de pensar en cuanto a lo que vales y a cómo encajar las equivocaciones, interiorizando la idea de que somos personas valiosas y capaces, que nos merecemos lo mejor, y que lo malo nos sirve para aprender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s