Los celos

Celos, de Edvard Munch (fuente: edvard-munch.com)

Celos, de Edvard Munch (fuente: edvard-munch.com)

En una relación de pareja, los celos son la creencia de que la otra persona es de alguna manera nuestra, de forma que cualquier atención dada o recibida por nuestra pareja de parte de otro hace que salten las alarmas y nos sintamos amenazados.

Muchos piensan que los celos son absolutamente normales e incluso deseables, ya que serían una señal de lo que le importamos a nuestra pareja. A más celos, mayor amor y pasión. En el momento en el que el otro va dejando de sentir celos, es porque deja de importarle con quien vamos.

En realidad hay personas más y menos celosas, y a menudo los celos están relacionados con el nivel de seguridad y autoestima que poseemos. A todos nos gusta que nos presten atención y nos den cariño. Forma parte de nuestro mecanismo de supervivencia cuando nacemos, ya que nos garantiza la protección y los cuidados de nuestros padres. Cuando pensamos que el vínculo que nos une a nuestra pareja está amenazado y podemos quedarnos sin esa atención, es normal sentir celos. Pero también influye la confianza que tenemos en que nuestra pareja quiera estar con nosotros, lo que nos valoramos frente a los demás, si pensamos que nuestra pareja nos necesita más que nosotros a él, nuestro historial amoroso- tanto si nos han traicionado como si nosotros mismos lo hemos hecho…

La mayor parte de lo que nos hace sentir celosos está en nuestra cabeza y no en las acciones de los demás. Podemos tener control sobre nuestros celos, confiando en nuestra pareja, en que está con nosotros porque desea hacerlo y porque merecemos la pena. Como decíamos al principio, mucha gente cree que es deseable cierto nivel de celos por parte del otro, y algún comentario puntual puede resultar incluso atractivo para dar algo de chispa a la relación. Pero el exceso de control produce el efecto contrario, puede resultar asfixiante y acabar por estropear la relación. Si creemos que el tema se nos escapa de las manos, que nos angustia en exceso, nos impide actuar de forma racional, y nos lleva a buscar constantemente pruebas de que el otro nos es infiel cuando no tenemos ningún indicio que nos haga sospechar, es el momento de buscar ayuda.

Anuncios

2 Respuestas a “Los celos

  1. Pingback: ¿Cómo mantener los celos a raya? | RB Psicòlegs

  2. Pingback: Los celos infantiles | RB Psicòlegs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s