¿Cómo mantener los celos a raya?

Imagen: glamquotes.com

Imagen: glamquotes.com

Como ya explicamos en nuestro artículo sobre los celos, hasta cierto punto son normales y hasta deseables para el otro miembro de la pareja, ya que suele entenderse como una indicación de lo que le importamos al otro. Sin embargo, cuando empezamos a obsesionarnos, a imaginar cosas y a buscar pruebas de infidelidad sin que tengamos un motivo para sospechar, debemos hacer un esfuerzo por controlarnos o corremos el riesgo de padecer celos patológicos. A continuación os damos algunos consejos para conseguirlo:

1- Evita la ansiedad- Duerme las horas necesarias, lleva una alimentación saludable, haz ejercicio, evita la cafeína… Cuanto mejor sea tu estado de salud y más te cuides, mejor te sentirás contigo mismo.

2- Comparte tus sentimientos- Es importante buscar apoyo en nuestro círculo, saber que es normal sentirse así y, en cuanto a nuestra pareja, que nos aporte seguridad siendo más claro y abierto con sus emociones. A todos nos gusta saber lo importantes que somos para el otro, y nunca hace daño oír otro “te quiero”. Utiliza los “mensajes-yo” para evitar un tono acusador.

3- Estrecha los lazos… sin ahogar- Hoy en día tenemos muchísimas vías para comunicarnos con nuestra pareja a lo largo del día. Podemos pedir a nuestra pareja que comparta más su día a día con nosotros, con una llamada a la hora de comer o un breve chat durante el trayecto en el autobús. Si el otro está de acuerdo, aumentará nuestra sensación de cercanía.

4- Pregunta, pero no interrogues- No hay nada malo en querer conocer qué ha hecho el otro en nuestra ausencia. Lo normal es que el otro lo comparta sin problemas, ya que es una información intrascendente. Cuanto más nos cuente, más podemos confiar en que no tiene nada que ocultar, así que coméntaselo, haciendo servir también los mensajes-yo: “me gusta saber qué haces cuando sales con tus amigos, te agradecería que me lo contaras porque si no lo haces siento que te estoy sonsacando o que tienes algo que ocultar, así me quedaría más tranquilo/a”.

5- Plantéate si sois compatibles- Hay veces que por muy buena voluntad que tengamos, las cosas no funcionan. Bien porque seamos incapaces de perdonar un desliz, porque la otra persona sea muy reservada y no exteriorice sus sentimientos, porque sea muy abierto y nosotros lo interpretemos todo como motivos para tener celos… tal vez necesitemos una relación que nos haga sentir más seguros. Ambos seremos más felices con alguien que entienda y/o comparta nuestras necesidades de estar más conectados.

¿A ti qué te funciona?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s