Introducción a las altas capacidades

Imagen: ampacam.blogspot.com.es

Imagen: ampacam.blogspot.com.es

Usamos la expresión “altas capacidades” para englobar una serie de variantes de una capacidad superior a la media en algunas o varias de las diferentes inteligencias (verbal, lógico-matemática, espacial, interpersonal…), así como otros recursos como la creatividad, la memoria o la percepción. Antes de profundizar más en el tema, creemos necesario definir cada uno de los términos.

En concreto, vamos a distinguir entre superdotación, talento (simple o complejo) y precocidad:

  • Superdotación o sobredotación– Un superdotado es una persona que presenta una aptitud elevada (centil superior a 75) en todas las capacidades intelectuales. Al no requerir tener un nivel extremo, y presentar también una buena inteligencia interpersonal, algunos casos pueden ser difíciles de detectar, por estar muy bien integrados y adaptados a su grupo-clase.
  • Talento– Hablamos de talento simple cuando se tiene una capacidad muy elevada sólo en una habilidad concreta (centil superior a 90, pudiendo, por tanto, obtener en este área un rendimiento muy superior a un superdotado) y de talento complejo cuando son varias las habilidades de nivel muy elevado (por ejemplo el talento académico, que incluye la inteligencia verbal, la lógico-matemática y una buena memoria). El resto de ámbitos presenta un nivel igual o incluso inferior a la media.
  • Precocidad– La precocidad es un fenómeno asociado al desarrollo, ya que el niño está más avanzado en algunas áreas respecto a sus pares, asemejándose más a niños mayores. Al finalizar el desarrollo, sus capacidades se hallarán en la media o bien puede acabar mostrando talento en algún área en particular, pero las demás serán las que le correspondan por edad.

El diagnóstico de altas capacidades debe realizarse con prudencia en niños menores de 6-8 años, y se recomienda repetir la evaluación al cabo de unos pocos años. No obstante, es importante detectarlos para intentar aprovechar su potencial desde el principio y ofrecerles la mejor respuesta educativa a sus necesidades específicas.

Anuncios

Una respuesta a “Introducción a las altas capacidades

  1. Pingback: El síndrome del impostor | RB Psicòlegs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s