¿Para qué ir al psicólogo?

Imagen: garagemdinamica.com.br

Imagen: garagemdinamica.com.br

Muchas personas, especialmente los nacidos antes de los 70, piensan que un psicólogo trata a los “locos”. Es verdad que se suele esperar a tener un malestar muy grande antes de acudir a consulta. Con los niños y sus problemas de aprendizaje y emocionales no se suele ser tan reacio, pero para muchos adultos, parejas y familias es una especie de último recurso ante una situación desesperada. Entendemos que por la situación de crisis y el coste del tratamiento no seamos la primera opción, pero realizamos muchas funciones de asesoramiento, acompañamiento y entrenamiento que, enfocadas de modo preventivo, evitarían llegar a situaciones mucho más difíciles de encaminar posteriormente. Un  buen profesional en tu camino te ayudará a evitar sufrimientos y a sacar lo mejor de ti en cada situación.

Un psicólogo es un mediador en muchas circunstancias de nuestra vida. La capacidad de comunicarnos la poseemos todos, pero la de comunicarnos bien no, y a la larga puede entorpecer y estropear muchas de tus relaciones personales y profesionales. Con algunas estrategias podrás evitar multitud de conflictos que te pongan en una situación delicada en tu vida familiar, social y/o profesional. Además, una visión objetiva e imparcial puede aportarte alternativas que no te habías planteado a la hora de encontrar soluciones a los conflictos.

Los cambios vitales, incluso los más positivos, pueden acarrear un estrés importante y dificultades de adaptación. En estos casos, realizamos una función de acompañamiento apoyando, resolviendo dudas y facilitando el cambio de rol que se te plantea. Cuando te casas, cuando te planteas tener un hijo, cuando ese bebé se resiste a venir, cuando te mudas, cuando te cambias de trabajo, cuando te jubilas… son circunstancias especiales que disparan emociones a veces inesperadas que podemos ayudar a canalizar.

También podemos ayudar en la superación personal y profesional, encontrando tus fortalezas, reduciendo tus debilidades y superando las limitaciones que te empequeñecen el horizonte. Orientamos en la planificación de objetivos y en la manera de conseguirlos, para dar un poco más de empuje a quienes se plantean nuevas metas.

En definitiva, el día a día nos depara multitud de retos grandes y pequeños que debemos superar. Si disponemos de las herramientas necesarias para lidiar con ellos, o al menos para ser capaces de mantener el equilibrio ante las circunstancias, no nos llegaremos a derrumbar. Siempre es mucho más sencillo arreglar una grieta que construir de nuevo el edificio.

Anuncios

Una respuesta a “¿Para qué ir al psicólogo?

  1. Pingback: Mitos en psicoterapia | RB Psicòlegs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s