La terapia cognitivo-conductual

TCC

Los profesionales de RB Psicòlegs desarrollamos nuestros tratamientos apoyándonos principalmente (aunque no limitándonos) en el marco de la terapia cognitivo-conductual. Este término se aplica a las diferentes terapias enfocadas a modular las emociones problemáticas a través de diversas técnicas de modificación de pensamientos distorsionados (el nivel cognitivo) y de conductas maladaptativas (el nivel conductual).

Cuando un cliente acude a nosotros con un problema, actuamos por dos vías: la primera tiene que ver con todo lo que le afecta en cuanto a lo que percibe y cómo lo procesa (no apreciar nuestras características positivas, pensar que las cosas siempre nos salen mal, vernos peor de lo que somos cuando nos miramos al espejo, dificultades para fijar la atención…), y que le genera unos sentimientos lógicos y naturales, pero perjudiciales. Por ejemplo, si yo pienso que todo lo que hago me sale mal sentiré que no valgo para nada y estaré triste, desanimado, sin ganas de hacer nada… Es lógico que me sienta así, pero el problema está en que yo piense que todo lo que hago sale mal. Al cambiar ese pensamiento, cambiarán también mis emociones.

La segunda vía tiene que ver con lo que hace. Nuestras acciones pueden afectarnos de forma positiva o negativa: si por la mañana me levanto, me ducho y me visto, estaré más dispuesto a continuar activo que si me tumbo en pijama en el sofá. De la misma manera, si estudio de una forma organizada, constante, haciendo descansos para favorecer la concentración… estaré ayudando a mi capacidad de atención y a mi memoria, cosa que no hago si estudio el día de antes del examen pasando la noche en blanco y tomando litros de café. Así, mis conductas también afectan a mis capacidades, a mis pensamientos y a mis sentimientos.

Cambiar la manera de pensar y los hábitos no es nada sencillo, es un trabajo que requiere esfuerzo y constancia. Todos tenemos la capacidad de cambiar, pero a menudo no sabemos ni por dónde empezar, no somos conscientes de qué hacemos mal, nos falta fuerza de voluntad, de organización y planificación para conseguir ese cambio que necesitamos hacer… Es ahí donde la figura del psicólogo se vuelve imprescindible, como guía del proceso de cambio que nos llevará a un estado de bienestar y equilibrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s