¿Cómo nos afecta estar desempleados?

Imagen: patdollard.com

Imagen: patdollard.com

Los efectos del desempleo varían en función de la situación de cada uno y del tiempo que se prolongue, pero en general podemos hablar de ansiedad, frustración, insomnio, estrés, desánimo, pérdida de autoestima, pesimismo… hasta el punto de que nuestra salud se vea afectada gravemente, llegando a obesidad, trastornos digestivos, estados depresivos, adicciones…

Es inevitable que el desempleo nos afecte. Nuestra situación económica peligra, nuestra vida social se reduce, muchos de nuestros proyectos pueden verse frenados en seco… Todos los cambios cuestan de asimilar, pero en este caso y debido a la situación en que se halla el país, quedarse en paro o lanzarse a buscar el primer empleo se antoja como una misión imposible.

En otros tiempos, quedarse en paro podía verse como una buena oportunidad de hacer un cambio a mejor, como ese empujoncito que nos ayudaba a alejarnos de nuestra zona de confort. Ahora mismo, se vive como un drama y como poco menos que una sentencia a ser desempleados de larga duración.

En esta situación, como en muchas otras, nuestros pensamientos son los que van a marcar la diferencia entre mantenerse a flote o caer en una espiral descendente. Algo que debemos tener muy claro es que hay cosas que no están en nuestras manos: la situación es la que es, hay poco trabajo y muchos aspirantes, y conseguir un empleo es difícil. Pero ante esta situación, que escapa a nuestro control, estamos nosotros y nuestros pensamientos, que sí podemos controlar.

Es nuestra decisión si vamos a luchar o vamos a bajar los brazos y dejar que se nos venga el mundo encima. Claro que es difícil mantener el optimismo si no sabemos si podremos pagar la hipoteca o el alquiler, o si podremos dar de comer a nuestros hijos a fin de mes, pero ése es el peor caso y lo que sí que acabará pasando sin luchar. Pero si no me rindo mis perspectivas son siempre mejores. Necesitamos marcarnos rutinas, decidir cuáles son nuestros objetivos y planear una estrategia.

Y es que no todo pasa por conseguir un trabajo, sea cual sea. Hemos de valorar nuestra situación, revisar nuestras fortalezas y nuestras debilidades, y en función de ello decidir. Decidir si queremos un trabajo cualquiera, si queremos el mismo tipo de trabajo, si podemos prepararnos para hacer otra cosa, si podemos ponernos por nuestra cuenta, si nos planteamos un traslado, o incluso si podemos permitirnos reducir gastos y no trabajar durante un período de tiempo más o menos largo. En el próximo artículo hablaremos de estrategias concretas para evitar el desánimo y cómo organizarnos para conseguir nuestro objetivo.

Anuncios

Una respuesta a “¿Cómo nos afecta estar desempleados?

  1. Pingback: Estrategias para afrontar el desempleo | RB Psicòlegs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s