Todas las bofetadas son a destiempo

Imagen: clearsay.net (Peter Dazeley)

Imagen: clearsay.net (Peter Dazeley)

Seguro que has oído infinidad de veces lo de “una bofetada a tiempo”. A veces se montan debates acalorados sobre el tema, incluso entre personas que no tienen hijos, cuando hablan de cómo los niños de hoy están muy consentidos o que en su momento a ellos les dieron “un par de tortas bien dadas” y que no tienen ningún trauma.

No hay ninguna justificación para pegar a un niño, que quede bien claro. Que un azote no le va a causar un trauma es cierto, pero también es una gran verdad que no va a enseñarle nada positivo tampoco. El azote o el cachete son consecuencias de la pérdida del autocontrol por parte del adulto. Claro que el niño para de hacer lo que estaba haciendo: una mole que casi triplica su estatura y cuadriplica su peso (o más) le ha dado un golpe y posiblemente también le ha gritado. Eso asusta a cualquiera. Pero nosotros ¿qué queremos? ¿Domesticar o educar?

Los niños menores de 3 años carecen de la capacidad para controlar sus impulsos. Simplemente siguen cualquier idea que les pase por la cabeza, sea meterse un objeto pequeño en la boca, beber de cualquier botella que encuentren o subirse a cualquier lugar por el que puedan trepar. Ellos exploran, no lo hacen ni por fastidiar ni desafiando al adulto, sino porque su curiosidad innata y su incapacidad para medir las consecuencias les lleva a ello. La solución a esta manera de actuar es previniendo la exposición del niño al peligro (no dejar nada peligroso a su alcance, poner cierres de seguridad en cajones y puertas, sujetar las estanterías a las paredes…).

A partir de los 3 años empiezan a ganar control, pero no es algo que suceda de la noche a la mañana: serán capaces de controlarse una vez, pero se lanzarán otras muchas veces. Con los años sí irán consiguiendo mejor control, pero es un proceso largo que algunos ni siquiera dominan en la edad adulta, como demuestra la pérdida de control a la que llegamos al gritar o pegar.

A medida que los niños se van haciendo mayores y se puede hablar con ellos (aunque sea a gritos) suele reducirse la frecuencia de los cachetes, y es justo a los más pequeños e indefensos a los que más se les aplica el castigo físico. Basta sentarse un rato en un parque para darse cuenta que es algo muy extendido, que se hace sin pensárselo dos veces pese a estar prohibido por ley desde hace algunos años.

Otro motivo por el que el cachete no enseña es porque confunde a los niños y pone en duda nuestra coherencia. No es raro ver a padres decir “no se pega” mientras dan un azote o golpean las manos de los niños. ¿En qué quedamos? ¿No está bien que ellos peguen, pero nosotros sí podemos pegarles? Si no se pega, no se pega, ni ellos ni nosotros. Si nunca te han pegado, la frontera que te separa de llegar al castigo físico es muy definida.

También queremos hacer hincapié en que los niños aprenden mucho por imitación. Un niño al que se le pega es más probable que sea un niño que pega. Un adulto al que se le pegó de pequeño es más probable que sea un adulto que pega a sus hijos (o a su pareja). Estamos en una sociedad muy agresiva, donde podemos observar violencia por todas partes y a todas horas, prisas, estrés, discusiones… La exposición a cualquier forma de agresividad suele comportar habituación: no nos parece tan chocante cuando nos acostumbramos a verlo. Un entorno con un bajo nivel de agresividad nos ayudará a criar hijos más estables, con más control de las reacciones, más seguros de ellos mismos…

Si tienes dificultades de autocontrol, no sabes cómo gestionar la ira o necesitas estrategias para la educación de tus hijos, podemos ayudarte. Llámanos a los teléfonos 622 26 60 40 / 629 97 33 24 o escríbenos a rbpsicolegs@gmail.com, e infórmate.

Anuncios

2 Respuestas a “Todas las bofetadas son a destiempo

  1. Pingback: ¿Es posible educar sin castigos? | RB Psicòlegs

  2. Pingback: El uso del castigo | RB Psicòlegs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s