Miedos infantiles

Imagen: upgradedape.com

Imagen: upgradedape.com

Con el estreno de la película “Del revés (Inside Out)”, muchos niños han aprendido a distinguir algunas de las emociones básicas: alegría, tristeza, asco, ira y miedo, y la función que ejerce cada una a la hora de tomar decisiones y actuar. En una escena, la niña protagonista (Riley) va corriendo de forma alocada por la casa pero, gracias a Miedo, pasa cuidadosamente por encima de un cable sin caerse.

Entonces, ¿el miedo es bueno o es malo? El miedo es una emoción que ayuda en nuestra supervivencia. Si no tuviéramos miedo, haríamos muchas más actividades peligrosas que acabarían por dañarnos. El miedo es por tanto útil y normal. Es importante que dejemos que los niños expresen su miedo, que sepan que a nosotros también nos asustan algunas cosas, y nunca ridiculizarlos ni castigarlos. Normalizar las emociones y expresarlas nos ayuda mucho a la hora de lidiar con ellas.

Hay tres niveles en los que el miedo se manifiesta: a nivel fisiológico (el corazón se acelera, los músculos se tensan, sudamos…), a nivel de pensamiento (“no voy a poder hacerlo”, “esto va a salir mal”, “me voy a hacer daño”…) y a nivel conductual (focalizar la atención en el origen del miedo, evitar acercarnos a lo que nos asusta, cambiar de actividad…).

En niños suele ir evolucionando según la edad. En los dos primeros años son habituales el miedo a los extraños, a los ruidos, a las alturas… Aparece también la ansiedad por separación, cuando se quedan con alguien que no es uno de sus cuidadores principales, en especial su madre. Hasta los 6 años, se van incorporando nuevos miedos (a la oscuridad, a los monstruos, a personajes de películas, a algunos animales…). A partir de los 6 y hasta la adolescencia, los miedos se van volviendo más realistas (a la sangre, al dolor, a la muerte… y también a temas escolares o con sus amigos) y van abandonándose los más imaginarios, como los monstruos. En la adolescencia, los miedos a animales pueden mantenerse, pero suelen presentarse miedos relacionados con su desempeño social o personal, a no conseguir lo que se proponen. En cambio, bajan los miedos relacionados con los riesgos (accidentes, conductas peligrosas…), que unido a la necesidad de mostrarse más “adulto” ante sus iguales pueden llevarle a no tomar precauciones o realizar prácticas de riesgo.

Para ayudarles con sus miedos, lo principal es modelar una actitud tranquila, no contagiarles nuestros propios miedos y evitar sobreprotegerles. La exposición a lo que nos da miedo es la forma más efectiva de superarlo, así que intentaremos no reforzarles un patrón de evitación. Una persona valiente no es aquella que no tiene miedo, sino quien a pesar de su miedo hace lo que se ha propuesto. Podemos acompañarles y ayudarles a mantener la calma, y felicitarles por su valentía. Si le cuesta exponerse, intentaremos hacerlo de forma progresiva, enseñándole a controlar la respiración, dándole algunas herramientas útiles para distraer los pensamientos (cantar, tener un amuleto o un muñeco…) e introduciendo juegos, cuentos, humor e imaginación siempre que sea posible.

Por ejemplo, si tenemos un niño al que le da miedo la oscuridad, podemos jugar a montar una tienda de campaña con unas sábanas, utilizar unas linternas, hacer sombras de animales… Le vamos exponiendo progresivamente a situaciones con poca luz en un ambiente lúdico y relajado, de forma que la transición hacia la situación que le asusta (entrar en habitaciones oscuras, dormir sin la luz encendida…) sea paulatina y llegue a ella sin forzar ni obligarle.

En caso de que los miedos persistan o generen mucha ansiedad a los niños, es recomendable consultar con un profesional, para que evalúe la situación y ofrezca la ayuda necesaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s