Intervención en AACC: aceleración

Cuando un niño es identificado como alumno con Altas Capacidades, hay diversas maneras de intervenir que van mucho más allá de darles más ejercicios de lo mismo o darles un mandala para pintar. No hay una medida que sirva para todos ellos, dado que se trata de un grupo muy heterogéneo y es importante que se tengan en cuenta tanto el tipo de altas capacidades que tiene como su carácter, sus intereses y sus circunstancias.

Una de estas medidas es la aceleración, que puede ser completa o parcial. La aceleración parcial, también llamada flexibilización, consiste en que un alumno realice una o varias asignaturas del curso inmediatamente superior. Por ejemplo, un niño que curse tercero de Primaria, podría ir a la clase de cuarto para realizar con ellos la asignatura de Matemáticas. Esto puede ser una medida en sí misma, por ejemplo para alumnos con talento lógico-matemático, pero también podría formar parte de la preparación para una aceleración completa (avanzar en algunas asignaturas antes de subir de curso).

En el caso de la aceleración completa, se pasa al alumno directamente al curso superior. Es una medida que suele funcionar muy bien para alumnos superdotados o con talento académico, pero que no se recomienda realizar en solitario, sino complementando con otras medidas. Parece existir la creencia entre algunos profesionales de que los niños a los que se acelera aprenden los contenidos del curso que se saltan de forma mágica, cuando evidentemente de lo que se trata es de que aprenden más deprisa, con lo cual necesitan recibir esos contenidos de alguna manera. Con una buena planificación, es posible que el alumno consiga ponerse al día con sus compañeros del curso superior y no le queden lagunas en su aprendizaje.

Se suele hacer mucho hincapié en el aspecto social, especialmente como medida disuasoria para considerar esta intervención. Curiosamente, cuando se habla de hacer repetir a un alumno que no alcanza las competencias básicas, no parece que se le dé tanta importancia al hecho de cambiar de compañeros como se hace en el caso de la aceleración. Si bien es cierto que hay niños muy bien integrados a los que no les atrae la idea de cambiar de compañeros, debemos tener dos aspectos en cuenta: por un lado, hay niños con AACC que tienen una inteligencia intrapersonal muy alta, cosa que les permite hacer amigos en seguida y que la adaptación sea rápida. Por otro lado, hay alumnos con dificultades a la hora de relacionarse que con el cambio mejoran, dado que a menudo se relacionan bien con niños mayores que ellos y adultos, y el cambiar de compañeros favorece estas relaciones, al sentirse más iguales (en intereses, en madurez…).

Si sospechas de que tus hijos pudieran tener altas capacidades, o necesitas apoyo en la mediación con la escuela, podemos ayudarte. Llámanos a los teléfonos 622 26 60 40 / 629 97 33 24, o escríbenos a rbpsicolegs@gmail.com, y te informaremos.

Anuncios

Una respuesta a “Intervención en AACC: aceleración

  1. Pingback: Mitos de las Altas Capacidades | RB Psicòlegs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s