Archivo mensual: octubre 2013

¿Cuándo realizar terapia de pareja?

La terapia de pareja es un tipo de terapia enfocado a personas que tienen problemas en su convivencia, por comunicación deficiente, por interferencia de sus familias de origen, por incapacidad para organizarse o coordinarse eficazmente, por discrepancias en el trato a los hijos de relaciones anteriores… Incluso hay casos de parejas que acuden antes de iniciar la convivencia o que ya están en trámite de separación, para evitar problemas en el futuro.

Muchas parejas pueden plantearse en un momento u otro realizar terapia de pareja, pero ¿son todas las parejas igual de aptas para recibir terapia de pareja? ¿Se recomienda en todos los casos? ¿En qué casos está desaconsejada?

Las parejas para las que es recomendable acudir a terapia son aquellas que tienen dificultades de comunicación (no se escuchan, discuten continuamente, se insultan…), que tienen desaveniencias (por ejemplo, debidas al reparto de las tareas domésticas o la educación de los hijos), que están insatisfechas con la relación (por desgaste, sienten que el vínculo ya no es tan fuerte como antes, no están contentos con la parte sexual…), se sienten coaccionadas (por celos, por dependencia emocional o económica…), que están pensando en separarse o a punto de formalizar la separación (para prevenir conflictos posteriores, sobretodo si hay hijos comunes).

Las parejas para las que la terapia no se recomienda son aquellas en las que alguno de los miembros tiene una patología grave (lo indicado sería tratar esta patología en primer lugar de forma individual, y en función de la evolución pasar a terapia de pareja), cuando uno de los dos no desea resolver los problemas o hace una valoración muy negativa de la intervención psicológica, en las que se da una situación de maltrato reiterado (psicológico o físico) o abusos, cuando uno de los miembros tiene una relación con otra persona (no puntual sino estable, si no son una pareja no tiene sentido la terapia) o cuando ya están separados (a menos que ésta sea temporal, para tomarse un tiempo de reflexión).

Anuncios

El síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del desarrollo tipificado por primera vez en el DSM IV en 1994, pero que en la nueva edición publicada este año se incluye dentro de la categoría TEA (trastornos del espectro autista), donde quedan recogidos tanto el SA como el autismo, el trastorno desintegrativo infantil y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado. Se considera que no son trastornos diferenciados sino niveles de afectación diferentes dentro del continuo del espectro autista.

Las características de los afectados por el SA son:

  • Dificultades en las relaciones sociales- Les cuesta entender el lenguaje no verbal, las convenciones sociales, les falta empatía, en lugar de dialogar monologan, les cuesta hacer y mantener amistades…
  • Problemas con el lenguaje y el habla- Puede costarles comenzar a hablar o tener un lenguaje avanzado para su edad, en cualquier caso posteriormente suele costarles entender la ironía y los dobles sentidos, adecuar el volumen a la situación, adaptarse a su interlocutor (pedantes), tono de voz monótono o peculiar…
  • Rendimiento cognitivo medio o alto, pero intereses limitados y obsesivos- Hay pocos temas que les interesen, pero saben muchísimo sobre ello, a veces incluso muestran una capacidad de memorización asombrosa de datos, que pueden parecer irrelevantes, falta de interés hacia todo lo demás…
  • Necesidad y hasta dependencia de rutinas- Siguen un patrón a la hora de realizar muchas de sus actividades cotidianas, con gran rigidez, les cuesta cambiar de actividad, reacción exagerada ante cualquier obstáculo o novedad…
  • Dificultades de desarrollo a nivel motor- Suelen ser considerados torpes, tanto en psicomotricidad fina como gruesa.
  • Estereotipias- Aleteo, caminar de puntillas…
  • Hipersensibilidad- Taparse los oídos ante exceso de ruido, la nariz por olores intensos, se quejan de que la ropa pica o aprieta…

La intervención es tan variada como dispares son los individuos que presentan SA, pero en general va encaminada a mejorar las habilidades sociales y la capacidad de comunicación, a aumentar la flexibilidad tanto cognitiva como conductual, el autocontrol ante las situaciones que les desbordan, favorecer el desarrollo motor

El papel de los padres como coterapeutas es fundamental en este tratamiento, de pronóstico optimista. El SA no tiene “cura”, pero con una buena intervención desde la infancia puede reducirse mucho la afectación de la vida cotidiana y dar lugar a adultos posiblemente algo excéntricos y peculiares pero bien integrados y capaces de llevar una vida absolutamente normal (Bill Gates y Steven Spielberg son sólo dos ejemplos de personas conocidas a las que se ha diagnosticado SA).

Astenia

Imagen: animals.desktopnexus.com

Imagen: animals.desktopnexus.com

Astenia es un término médico que se emplea para definir el cansancio generalizado, sin que haya habido un gran esfuerzo físico que lo justifique. Es por tanto un síntoma que puede indicar algún problema de salud, como anemia o una infección.

Sin embargo, en psicología, y cuando no existe una causa médica, nos referimos a un estado de cansancio físico y mental, que suele coincidir con los cambios de estación. La astenia primaveral es la que suelen padecer más personas, ya que además entran en juego factores como las alergias, que confluyen en crear un estado de falta de ánimo, somnolencia, irritabilidad, falta de concentración, reflejos disminuidos, dolores musculares, falta de apetito, mareos, disminución del deseo sexual… Como decimos, la primaveral es la más conocida, pero la otoñal también se da en muchos de nosotros, resultando ambas en el cuadro de síntomas que hemos referido, que puede durar entre unos pocos días y algunas semanas.

El tratamiento va encaminado a favorecer la estabilización de nuestro metabolismo, más que a aumentar el descanso, pues se ha mostrado mucho más efectivo. Así pues, nos centraremos especialmente en la dieta y el ejercicio físico, dentro de una rutina diaria de cinco comidas al día y unos horarios de sueño regulares. Se recomienda aumentar el consumo de cereales, verduras y frutas, y reducir el de grasas saturadas y azúcares refinados. En cuanto al ejercicio, éste debe ser regular y adaptado a nuestro estado de forma y salud: caminatas, yoga, paseos en bicicleta, deportes… Aprovechando que las tardes son más largas y las temperaturas más agradables, se recomienda hacer las actividades al aire libre, puesto que la exposición a la luz solar (con protección) aporta el beneficio añadido de ayudar a la producción de la vitamina D y a mejorar el estado anímico.

Es importante descartar otros trastornos o enfermedades, así que si no se nota mejoría en unos días, se empeora o aparecen nuevos síntomas, se recomienda acudir al médico o al psicólogo, y que éste evalúe la situación.

¿Para qué ir al psicólogo?

Imagen: garagemdinamica.com.br

Imagen: garagemdinamica.com.br

Muchas personas, especialmente los nacidos antes de los 70, piensan que un psicólogo trata a los “locos”. Es verdad que se suele esperar a tener un malestar muy grande antes de acudir a consulta. Con los niños y sus problemas de aprendizaje y emocionales no se suele ser tan reacio, pero para muchos adultos, parejas y familias es una especie de último recurso ante una situación desesperada. Entendemos que por la situación de crisis y el coste del tratamiento no seamos la primera opción, pero realizamos muchas funciones de asesoramiento, acompañamiento y entrenamiento que, enfocadas de modo preventivo, evitarían llegar a situaciones mucho más difíciles de encaminar posteriormente. Un  buen profesional en tu camino te ayudará a evitar sufrimientos y a sacar lo mejor de ti en cada situación.

Un psicólogo es un mediador en muchas circunstancias de nuestra vida. La capacidad de comunicarnos la poseemos todos, pero la de comunicarnos bien no, y a la larga puede entorpecer y estropear muchas de tus relaciones personales y profesionales. Con algunas estrategias podrás evitar multitud de conflictos que te pongan en una situación delicada en tu vida familiar, social y/o profesional. Además, una visión objetiva e imparcial puede aportarte alternativas que no te habías planteado a la hora de encontrar soluciones a los conflictos.

Los cambios vitales, incluso los más positivos, pueden acarrear un estrés importante y dificultades de adaptación. En estos casos, realizamos una función de acompañamiento apoyando, resolviendo dudas y facilitando el cambio de rol que se te plantea. Cuando te casas, cuando te planteas tener un hijo, cuando ese bebé se resiste a venir, cuando te mudas, cuando te cambias de trabajo, cuando te jubilas… son circunstancias especiales que disparan emociones a veces inesperadas que podemos ayudar a canalizar.

También podemos ayudar en la superación personal y profesional, encontrando tus fortalezas, reduciendo tus debilidades y superando las limitaciones que te empequeñecen el horizonte. Orientamos en la planificación de objetivos y en la manera de conseguirlos, para dar un poco más de empuje a quienes se plantean nuevas metas.

En definitiva, el día a día nos depara multitud de retos grandes y pequeños que debemos superar. Si disponemos de las herramientas necesarias para lidiar con ellos, o al menos para ser capaces de mantener el equilibrio ante las circunstancias, no nos llegaremos a derrumbar. Siempre es mucho más sencillo arreglar una grieta que construir de nuevo el edificio.

Hace un año

Imagen: journeymangm.com

Imagen: journeymangm.com

RB Psicòlegs comenzó su andadura en septiembre de 2012. Al finalizar el mes, nuestra web había recibido apenas 200 visitas (seguramente de familiares y conocidos).

Ahora, y a pesar del poco tiempo del que disponemos para añadir nuevos contenidos, hemos cerrado septiembre con más de 300 visitas semanales. Queremos agradeceros el interés y el tiempo que nos dedicáis. Esperamos poder seguir acompañándoos mucho tiempo, y seros de utilidad sean cuales sean vuestras dudas o inquietudes.

Por favor, hacednos llegar vuestras sugerencias y comentarios, para hacer de esta página un espacio más dinámico e interactivo.

¡Muchas gracias a todos!